Despertador Online

de

del

El ajuste en Ciencia detendrá investigaciones y asesoramientos en Lavalle

Por El Despertador

Compartir

31 octubre, 2016

El pasado jueves docentes, estudiantes e investigadores científicos se manifestaron frente al Congreso Nacional para pedir que se vuelva atrás con la decisión de recortar el 32% del presupuesto destinado al Ministerio d e Ciencia y Tecnología durante 2017. En Mendoza hubo una réplica al igual que en otras provincias.

La drástica reducción llevaría a la interrupción d e mucha s investigaciones científicas y se teme que lleve a una nueva “fuga de cerebros” como en los 90′. Desde las 18 de ese día, frente a las puertas de la Legislatura, se manifestaron más de un centenar de representantes del ámbito científico-académico, quienes junto a los gremios del sector mostraron su indignación, pero sobre todo preocupación por el brutal recorte. Desde el gobierno nacional se ha establecido un aumento de 1100 millones para el INTA, la Comisión Nacional de Energía Atómica y el Ministerio de Ciencia, pero desde el ámbito académico se afirma que aún así faltan unos 3 mil millones para estar al mismo nivel de producción e inversión de este año. La socióloga investigadora del CONICET Fernanda Beigel explicó: “…esto repercute en la cantidad de subsidios que nosotros recibimos para hacer nuestra investigación…son para comprar todo lo necesario para un proyecto de investigación se ejecute…Va a repercutir en la cantidad de becarios…y en la cantidad de investigadores…” La científica explicó también que si una investigación prevista para tr e s años no encuentra presupuesto para el segundo, por ejemplo, direc tamente el proyecto debe abortarse, con lo que se detiene el desarrollo científico nacional. Además, comentó que:”…puede pasar que te tienten de afuera, te ofrecen mejores salarios, insumos, todo el equipo que necesitas, entonces puede favorecer la fuga de cerebros” Menos ayuda para las familias campesinas Gustavo Vitale, delegado de ATE en la Secretaría de Agricultura Familiar coordinación Mendoza, explicó que: “el recorte que estamos sufriendo, en nuestro caso sólo nos va a permitir tener las oficinas abiertas y nosotros trabajamos más en el campo, donde trabajan y viven los agricultores. No hay plata entonces no vamos a poder trabajar con ellos ni hacer proyectos, es una forma de liquidarnos…Las familias no van a tener un acompañamiento desde el Estado y entendemos que es un derecho de las familias tenerlo…Nos quieren dejar en las oficinas para después decir que El Despertador El Despertador Local Domingo 30 de octubre de 2016 no hacemos nada y cerrar”. En Mendoza se trabaja desde este organismo con unas 20 mil familias campesinas y en el caso de Lavalle cuentan con un equipo zonal de seis integrantes entre ingenieros agrónomos y veterinarios. Estos trabajan con familias tanto del secano como frutihortícola que se quedarían sin ” esos técnicos acompañándolos”, dijo Vitale. Si bien sostuvo que desde hace cuatro años no tienen presupuesto para proyectos y que y a t enían fuertes complicaciones para trabajar, ahora esta situación se agravará por la falta de presupuesto para hacer trabajo de campo. “…creemos que esto tiene la intención de expulsar a los pequeños productores del campo sobre todo para quedarse con la tierra”. Científicos en Lavalle: más cerca de la exportación que del desarrollo Pablo Meglioli es un joven becario del IANIGLA, un instituto que depende del CONICET y la UNCuyo, y trabaja estudiando – entre otras cosas- la repercusión de la actividad ganadera en los ecosistemas al mismo tiempo que realiza estudios en beneficio de las familias huarpe que viven en la reserva Telteca. “…Mi expectativa es seguir estudiando estos ecosistemas en Argentina pero lamentablemente con el recorte este mucho de los proyectos que se han subsidiado quedan parados porque no se desembolsan proyectos previos desde hace dos o tres años y tampoco nuevos”,comentó. Los estudios que desarrolla este joven aportan datos significativos entorno a diversas actividades como la vitivinicultura, la ganadería caprina lavallina, el mantenimiento de ecosistemas ya degradados como los bosques de algarrobo y sobretodo evalúan cómo les ” afecta a los descendientes huarpes que están marginados de todo sistema”. Estos proyectos de investigación quedarían “parados” por los recortes y el especialista se lamentó por la posible pérdida de la ardua inversión del Estado en formación humana científica que ahora deba pensar en irse al extranjero.


Comentarios

Mas Noticias