Últimas Noticias
Despertador Online



 

 de  

 del 

Titulos


26 septiembre, 2019

En Lavalle han muerto cientos de cabras en las últimas semanas: la falta de pasturas y la sequía hacen estragos en las majadas

  •   Por Juan Burba

           

Desde hace algunas semanas las familias puesteras del secano lavallino, sobre todo de la zona de Lagunas del Rosario y San José, pero también de lugares cercanos a la Villa cabecera como Tres de Mayo, han visto disminuir de manera preocupante sus majadas. Y es que la situación de la sequía conlleva a la falta de pasturas para que los animales estén en buenas condiciones para pasar el momento más duro del año: el invierno, con la consecuente mortandad de animales. El Despertador conversó con varios puesteros de estos puntos del departamento y todos coincidían en algo: las pérdidas van entre el 30 y el 80%.

La palabra puestera

Jesús Morales productor caprino del paraje San Antonio nos decía que “nos hemos quedado sin nada, hemos perdido el 80% de las cabras, y casi todos mis vecinos están igual, han tenido pérdidas del 50 % por lo menos”. Don José Escudero, puestero de Tres de Mayo manifestó haber “tenido una pérdida de más del 50%, y no son animales viejos ¿eh?, se nos han muerto cabrillonas nuevas” aclarando que “algunos años, a la salida del invierno, se nos mueren las cabras viejas, pero este año está parejo”. Mariela Morales, de Lagunas del Rosario, expresó que “acá se están muriendo los animales de la flacura, por la sequía, están en un estado de desnutrición terrible”.
La falta de lluvias repercute de manera directa en el estado de las pasturas, los animales no comen, se debilitan, malparen o no pueden dar de mamar a sus crías. “Nosotros hemos perdido más de 40 madres, de 120 que teníamos, y este invierno nacieron más de 130 chivatos y en este momento nos quedan 40” se lamentó la lagunera Mariela Morales. Por su parte, su homónimo, pero no pariente, Jesús, fue contundente: “si no llueve pronto ya no van a quedar cabras”.

 

La situación es desesperante y las familias se plantean decisiones extremas: “este año no hemos tenido ni un chivato para el consumo de la casa y mi marido se ha tenido que ir a trabajar afuera porque ya no se puede vivir del puesto” expresó Mariela, y continuó: “esto lamentablemente va a continuar, estamos evaluando irnos, no sabemos que hacer”, al punto que “acá estamos comprando carne, eso nunca lo habíamos hecho”. La paradoja: productores de carne la están comprando para comer.
Consultados sobre asistencia estatal al respecto, para paliar la situación, las respuestas fueron en el mismo sentido: “de Ganadería del municipio nos han dicho que no podemos hacer nada, nos dijeron que tendríamos que haber pensado antes, pero no somos adivinos, ¿cómo íbamos a saber que los animales se nos iban a morir en invierno?” manifestó Jesús Morales. Y marcó una contradicción de la oferta de ayuda oficial: “nos ofrecen para hacer corrales, pero nosotros necesitamos darles de comer”. La otra Morales, Mariela, disparó contra la municipalidad y la provincia: “si nos mandan un veterinario no nos sirve, lo que tienen (las cabras) es hambre” y prosiguió: “la provincia tampoco aparece, está bien que no ganaron en Lavalle, pero tienen que saber que también somos personas”. Mariela, como muchas familias de la zona, también es consciente que el Convenio Internacional de Humedales, que declara a Lagunas del Rosario como sitio RAMSAR, y que debería tener garantizado un caudal mínimo de agua, no se cumple: “la falta de lluvia es un tema, eso no es culpa de nadie, pero ¿el agua que antes venía por el río y ahora no viene?”.

En busca de soluciones

Para intentar resolver la situación las familias están buscando por dónde: “hace un mes vino un técnico del municipio, por charlas del PRODECA (Programa de Desarrollo Caprino), y nos dijo que lo único que había es un crédito, pero a nosotros no nos sirve, para que vamos a sacar un crédito si los animales se nos están muriendo, lo que se necesita es comida” dijo Mariela y agregó “además nos piden requisitos que no tenemos”. Escudero, en el mismo sentido manifestó: “fuimos a ganadería y nos ofrecieron un crédito para forraje, pero a nosotros no nos da para asumir un crédito, no vamos a poder hacer la devolución”.
Sobre la falta de lluvia y las perspectivas de recuperación de las pasturas la situación es compleja: “el campo, si lloviera en este momento, se recuperaría en uno o dos meses, pero los animales necesitan ya”. Y todos los consultados coincidían en algo: con ayuda forrajera en este momento la situación se podría, al menos, frenar: “con un complemento de forraje podemos salvar los animales” declaró Jesús. Por su parte, Escudero explicó que “hasta que venga a brotar bien el verde va a ser para fines de octubre, nos vendría bien una ayuda de forraje para complementar”. A su vez “las familias no podemos comprar forraje por la situación económica que se vive” aclaro Jesús Morales.

 

La respuesta municipal

Sobre la situación El Despertador consultó a Juan Jaime, Director de Desarrollo Económico de la comuna y al veterinario Alberto Castillo, Jefe de Ganadería y Zoonosis. Jaime interpreta que “no es una situación general de mortandad, está dentro de los parámetros normales” y que “es un momento complicado porque estamos saliendo de las pariciones en estas condiciones”, reconociendo que es un año malo de profunda sequía.
El funcionario municipal aclaró que se está trabajando en 3 sentidos. Con algunas comunidades que tienen Fondos Rotatorios desde hace algunos años, como por ejemplo Lagunitas, La Asunción y La Majada, se está colaborando con la logística del transporte del forraje al campo. La segunda acción municipal tiene que ver con conseguir créditos para obras, en algunos lugares ya se está trabajando con reservorios de agua en la zona de San José. Son los créditos que los productores entrevistados dijeron no poder asumir.
El tercer punto sobre el que está trabajando la comuna tiene que ver con declarar la Emergencia Agropecuaria por Sequía y que la provincia deba poner dinero para paliar la situación. Al respecto Jaime explicó que “ya se está armando el proyecto para el Concejo Deliberante y luego presentarlo en la provincia, para que destine dinero para la re activación de los Fondos Rotatorios”. Consultado sobre la situación tan grave que El Despertador pudo relevar en algunos sectores Jaime pidió a los productores “que nos hagan llegar los reclamos por escrito para que nos sirvan para hacer los pedidos a la provincia”.
Ante la pregunta de un relevamiento de las muertes de cabras en los puestos Castillo explicó que “estamos atentos a la situación que están en cuanto a las pérdidas” y que “es un tema recurrente (en las reuniones) las mermas por la sequía, la falta de
pasturas y depredadores”, pero no precisó números al respecto. Dijo también que los datos “se corroboran con la faena domiciliaria y formal en el frigorífico”.

 

El reclamo

Consultados los productores sobre cómo sigue la situación expresaron que van a avanzar con las demandas: “vamos a hacer que se escuche el reclamo de los campesinos, sino decimos nada esto pasa y nadie se entera” dijo Jesús Morales. Por su parte, la lagunera Mariela, expresó que “hay que juntarse entre los vecinos para ver que se puede hacer, recuperar una majada como la que teníamos se demora unos 3 años más o menos, y no podemos esperar ese tiempo”.

Comentarios

Relacionadas