Últimas Noticias
Despertador Online



 

 de  

 del 

Titulos


21 noviembre, 2019

Una ley para prohibir el envenenamiento

  •   Por Juan Burba

           

Desde hace 3 años, Lavalle, y otros departamentos del norte y este provincial, vienen siendo fumigados (pulverizados) de manera aérea a través de avionetas. Con un agrotóxico de dudosa inocuidad el ISCAMEN dice controlar la Polilla de la Vid con este método. Pero la fisonomía de nuestra provincia y nuestro departamento no es adecuada para este tipo de tratamientos ya que los poblados y barrios rurales, los canales y espejos de agua, las cortinas forestales no permiten el vuelo de los aviones a la altura y de la forma recomendada. Entre los días 1 al 3 de noviembre nuestro departamento volvió a ser testigo de las avionetas rociando con veneno los viñedos y las cabezas.

En la Legislatura

El diputado provincial Marcelo Aparicio, de Unidad Ciudadana, presentó, en la legislatura provincial, un proyecto de ley para prohibir las pulverizaciones aéreas en nuestra provincia y restringir las terrestres. Consultado en una entrevista radial Aparicio expresa las motivaciones de presentar el proyecto: “las avionetas fumigan donde hay casas, encima de los trabajadores” y aclara que “además existen otros métodos para combatir las plagas”, para resumirlo de una manera clara: “esto es un tema de salud pública”.

Los productos fitosanitarios tienen una clasificación según su toxicidad. El gobierno provincial se justifica diciendo que el que se utiliza para las fumigaciones áreas (Coragem) es de Banda Verde (supuestamente poco tóxico) pero el diputado analiza: “el glifosato (conocido herbicida) también es banda verde, pero está demostrado que es cancerígeno”. Aparicio explica que el proyecto también contempla otros sectores productivos: “además se ven afectados (con las fumigaciones) los productores orgánicos y ni hablar de los apicultores”. Con respecto al camino legislativo el legislador expresó que “esperamos que lo puedan apoyar todos los bloques, porque es un tema de salud pública”.

La opinión de los profesionales

El Despertador consultó Natalia Catania, médica que trabaja en el Hospital Sícoli y es docente de la Cátedra libre de Soberanía Alimentaria de la UNCuyo. Sobre el proyecto de Ley presentado la médica expresó que “me parece que es oportuno ya que podríamos evitar un problema de salud pública importante, creo que el deber de los legisladores no es sólo el de cuidar la producción agrícola sino también proteger el medio ambiente y sobre todo la salud de los habitantes de Mendoza”. También consultamos al médico, y actual concejal, Maximiliano Rivera, quien desempeña sus tareas profesionales en distintos Centros de Salud de nuestro departamento. Sobre el proyecto de Aparicio, el médico lavallino matizó: “es un tema delicado, tiene muchos grises” en referencia de que muchas veces los productores avalan los tratamientos porque creen en ellos, aunque reconoció que “el pesticida aéreo no se puede controlar dónde cae o dónde no cae”.

Consultados sobre si los y las agentes del sistema de salud de nuestra provincia está en condiciones de detectar los casos de intoxicación por agrotóxicos, Catania explicó que “el sistema de salud atiende casos de intoxicaciones agudas por agrotóxicos en las guardias hospitalarias regularmente, el problema es que la mayoría de los médicos no tienen el grado de sospecha necesario para identificar tales intoxicaciones” aunque hizo una salvedad sobre los órganofosforados “que producen síntomas específicos”, pero enfatizó “para los demás productos y para intoxicaciones subagudas o crónicas no están entrenados”, en referencia a los profesionales de la salud. El concejal Rivera en ese sentido fue más optimista: “el trabajador de salud de Lavalle esta capacitado para detectar la intoxicación” aunque reconoció también que las intoxicaciones con fosforados son las que se detectan fácilmente.

Mientras tanto, las avionetas pasan …

Rivera, en ese sentido, aportó un dato muy interesante y reciente, vinculado a las fumigaciones, nos informó: “el domingo anterior (03/11), cuando pasó la avioneta tuve varios casos de broncoespasmos”, mientras estaba atendiendo en el Centro de Salud Nº 43 de Costa de Araujo. Consultado sobre si se lo podía atribuir a las fumigaciones, Maxi Rivera no lo pudo asegurar, pero manifestó que los casos “fueron mas de los normales”. ¿Casualidad?.

Sobre la efectividad de los tratamientos no está claro ya que muchos productores aplican venenos por su cuenta. Rivera lo explicó así: “no hay forma de saber qué aplicación controló la plaga, muchos productores me comentan que, a pesar del costo de los insumos, aplican igual de manera terrestre”. Natalia Catania en ese sentido duplicó la apuesta: “existen técnicas de control de plagas más ecológicas y menos costosas y sobre todo más inocuas que podrían investigarse y usarse, es cuestión de voluntad política”.

La aplicación de productos de forma aérea es insegura … hemos visto a las aeronaves tirar los venenos en días de vientos o de alta humedad o sobre sitios de almacenamiento de agua para riego o consumo” explico la médica, aclarando que el veneno “se dispersa a través del ambiente y llega a lugares lejanos del punto de aplicación, Mendoza, por su trazado demográfico y la densidad de población rural no es apta para este tipo de técnicas de aplicación”.

Catania también explicó que “estos productos son biocidas, o sea que están diseñados para matar, por lo tanto son venenos que tienen impactos sobre nuestros cuerpos en mayor o menor medida” e informó que el mismo producto (Coragem) elaborado por la misma empresa, bajo la legislación argentina en menos tóxico (banda verde) que bajo la legislación chilena (banda azul).

La docente de la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la UNCuyo fue contundente al cerrar nuestra conversación: “pienso que mientras se priorice las ganancias de los empresarios y grupos económicos por sobre el derecho de los pueblos a un ambiente sano, al agua pura y al acceso a alimentos sanos y seguros, no podremos tener Soberanía Alimentaria ni salud posible”.

Comentarios

Relacionadas