Últimas Noticias
Despertador Online



 

 de  

 del 

Titulos


28 noviembre, 2019

Son cinco les concejales que se van, a algunos se los extrañará, a otros no tanto

  •   Por Juan Burba

           

El próximo jueves asumen los nuevos y nuevas concejales, elegidos en octubre, en el Concejo Deliberante de nuestro departamento. De las 10 bancas con las que está integrada el legislativo departamental, se renuevan parcialmente 5 de ellas cada 2 años, logrando así una rotación y recambio gradual.

Esta semana que comienza asumirán su banca 3 peronistas y 2 radicales (un radical y una demócrata para ser precisos). Quienes hacen su ingreso son: Carina Segovia, Julián Gallardo y Raimundo Laugero por el justicialismo y Roberto Leveque (UCR) y Alejandra Argentini (PD) por el frente Cambia Mendoza. Se mantienen en el Concejo durante 2 años más, es decir por el resto de su gestión los peronistas Nélida Masi y Maximiliano Rivera, los radicales Lucas Luppo y Vanesa Caballero y Micaela Blanco Minoli del Frente de Izquierda.

Pero de ellos y ellas nos vamos a ocupar más adelante. Esta nota pretende ser una suerte de balance para quienes se van: Carlos Alberti, María del Carmen «Marita» Rodríguez, Julia «Yuli» Altamiranda y Laura Martínez del PJ, y el radical Gustavo Ferrer.

A nivel del justicialismo se hace complejo, al igual que hace 2 años, armar un balance por cada concejal ya que los proyectos presentados son «en bloque», costando por momentos definir las iniciativas o intereses personales. Alguien dijo hace tiempo que se podría comparar con los trabajos grupales en las escuelas, con los que las maestras y profesores siempre reniegan, los trabajos prácticos donde algunos trabajan y todos firman…

Tanto Alberti como Rodríguez están cerrando un período más largo que el resto, han acumulado dos mandatos y concluyen un ciclo de 8 años en su banca. En su primer período (2011-2015) sí tienen registro de proyectos individuales. Pero mas allá de la firma, podemos destacar los temas que han desarrollado, por interés o compromiso, cada uno de ellos.

Carlos Alberti figura, quizás, como el concejal más activo de los salientes, uno de los más conocidos y «el que siempre da la cara y acompaña». Un dato es que presidió el Concejo durante los últimos 6 años. La iniciativa de crear 3 nuevos distritos (La Bajada, Colonia Italia, y Oscar Mendoza) surge de su persona. La creación de la modalidad de Sesiones Federalizadas, es decir que el Concejo salga de su sede para sesionar en los distritos y dialogar con los vecinos y las vecinas, fue también una idea de Alberti. En los últimos meses se lo ha visto gestionando y encabezando los reclamos por el tema del transporte público y las licitaciones que se vienen para el mismo por los próximos 10 años. La seguridad fue otro tema de su agenda y fueron varias las reuniones e ideas que llevó adelante con autoridades policiales, provinciales y vecinos y vecinas. El reconocimiento a los Veteranos de Malvinas oriundos de Lavalle fue otra de sus iniciativas.

Carlos Alberti y María del Carmen Rodríguez comparten las gestiones para que el Banco Nación y la Fiscalía de nuestro departamento tengan mejores condiciones para atender al público. Algunos de los reclamos fueron escuchados y otros no.

Por su parte «Marita» Rodríguez, quien fue vicepresidenta 2° del cuerpo legislativo y presidió la Comisión de Legislación, desarrolló muchos temas vinculados con obras pedidos de asfaltos, construcciones turísticas, gestiones para la red de gas, luminarias, etc. Fue protagonista de un polémico proyecto para que el Concejo se declare ProVida, en pleno debate en el Congreso Nacional por el proyecto de Ley para despenalizar y legalizar el aborto. En ese momento tuvo el voto contrario de quien en otros temas fue su aliada: Julia «Yuli» Altamiranda.

Juntas, Rodríguez y Altamiranda, fueron las promotoras de que se construya e inaugure el «Paseo por la Memoria», proyecto que finalmente se concretó este año. Fueron también referentes del reconocimiento a la lucha por los derechos de las mujeres como el «Banco Rojo» contra los femicidios y otras como el imponer nombres de mujeres destacadas y representativas a espacios públicos y calles sin denominación.

«Yuli» Altamiranda, que ingresó al concejo de mano del Partido Solidario, como referencia de los Movimientos Sociales, fue una concejal considerada «más territorial». Se destacó por el trabajo con grupos de mujeres y el apoyo a emprendimientos productivos, aunque no aportó demasiado en la letra de proyectos de resolución y ordenanza. Presidió la Comisión de Cultura, Educación, Deporte y Género.

Laura Martínez del PJ y Gustavo Ferrer de la UCR fueron, sin dudas, los menos activos de los concejales salientes. A Martínez no se la identifica con alguna temática en particular que haya desarrollado, ni sus aportes a los proyectos de su bloque, aunque se afirma que tiene asistencia perfecta y siempre acompañó con su voto las iniciativas del justicialismo. Presidió la Comisión de Presupuesto.

Por su parte el radical Ferrer se desempeña actualmente como Vicepresidente 1° del Concejo y, sin demasiadas iniciativas, tuvo más actividad en sus primeros años de gestión (2016-2017) con propuestas vinculadas al deporte, algunas obras y los adultos mayores.

Así las cosas con los y las que se van, veremos que aportan a la nueva composición del «Honorable» Concejo Deliberante, los y las que vienen. Dicen que «escoba nueva barre bien», veremos y seguiremos, entonces, los primeros pasos de Segovia, Gallardo, Laugero, Leveque y Argentini.

Comentarios

Relacionadas