Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


29 junio, 2020

Miguel Santana: el lavallino que fabrica respiradores

  •   Por Juan Burba

           

Se fue en busca de mejorar su calidad de vida y terminó trabajando para mejorar la vida de cientos de miles de personas.
¿Quién es Miguel, el joven lavallino que estudió en la escuela pública y hoy es parte de una de las plantas más importantes de Sudamérica que fabrica respiradores?

En todo Sudamérica hay sólo 4 fábricas de respiradores artificiales, 2 de ellas están en Argentina, más específicamente en la provincia de Córdoba. Las otras 2 están en Brasil.

Miguel Santana es oriundo de Tres de Mayo y vive hace más de 10 años en Río Grande, Tierra del Fuego, donde trabaja para una empresa autopartista y de electrodomésticos. Miguel es egresado de la escuela primaria “Virgen del Rosario” de su distrito natal y de la secundaria 4-185 “Elena Elvira Imazio de Cavagnola”, aunque cuando él egresó, en el 2005, todavía no llevaba ese nombre. Miguel estudió en la Universidad Nacional de Cuyo la Tecnicatura en Mantenimiento Industrial, de la que egresó en el 2008.

“Por la escasez de recursos estudié una tecnicatura, porque no nos daba para una ingeniería, además había que trabajar y estudiar” expresó Miguel en una entrevista (que pronto tendrá una versión audiovisual) con Radio Tierra Campesina.
Ni bien egresó, viajó a probar suerte a Tierra del Fuego “porque tenía unos amigos de la primaria” y además manifestó que “siempre me gustó la electromecánica y acá siempre hubo una industria fuerte, además en ese momento había más posibilidades laborales que en Mendoza”. Sobre su aventura contó que “cuando me vine fue con mis ahorros tenía una fecha crítica para buscar trabajo y establecerme y si no me tenía que volver” pero dijo satisfecho: “me fue muy bien, a las 3 semanas ya estaba trabajando en la empresa en la que estoy actualmente”.

Luego de trabajar 2 años Miguel continuó sus estudios en la Universidad Tecnológica Nacional de Río Grande. Y así, estudiando y trabajando, se recibió de Ingeniero Industrial en el 2018. Además formó su familia y tuvieron 3 hijas con su compañera. Hoy está a cargo de más de 120 personas en la empresa para la que trabaja.


Se trata de Mirgor, que se dedica desde principios de los ’80 a la industria de las autopartes (acondicionadores de aire) y posteriormente a lo que se llama electrónica de consumo (electrodomésticos, televisores, estéreos, celulares). Por medio del Gobierno de Tierra del Fuego, la empresa para que la que trabaja Miguel, se puso en contacto con una de las 4 fabricantes de respiradores artificiales del continente: la empresa cordobesa Lesitung. Así es que desde que comenzó la cuarentena en nuestro país, ambas empresas están trabajando de manera coordinada para proveer de más de 1.000 respiradores mensuales para el Estado Nacional que por considerarse un bien esencial en la emergencia sanitaria, el manejo de estos equipamientos los distribuye para llegar con estos artefactos imprescindibles a cada rincón del país.
Miguel está a cargo del proceso de fabricación de los respiradores: “a mí me tocó ser el jefe del proceso de ingeniería, es decir estoy a cargo de toda la fabricación del respirador” explicaba: “comenzamos a estudiar la ingeniería del respirador y adaptamos completamente una de nuestras plantas para fabricarlos”.
Además, por el aislamiento, todo este camino se hizo por teletrabajo y reuniones virtuales entre los técnicos de las 2 fábricas. De esta manera, este lavallino está a cargo del proceso de montaje, calibración, puesta a punto y controles de los respiradores, un aparato del que depende, y más en este contexto, la vida humana. Tamaño desafío para nuestro coterráneo.

Sobre cómo se empezó con el proceso explicaba: “arrancamos el 31 de marzo con el proyecto y venimos trabajando todos los días, los sábados y los domingos, los feriados” para poner a punto y alcanzar a fabricar la cantidad requerida. La pequeña industria cordobesa Lesitung fabricaba 5 equipos por semana y desde que Miguel y su equipo realizaron la adaptación para Mirgor se están fabricando 1000 por mes, “ese fue el desafío más grande, porque había que mantener la calidad, la especificación y los requerimientos” mientras se producen en cantidad, explicaba.

Sobre el grupo humano que lleva la tarea junto a Miguel Santana reveló que “para todo el equipo es muy importante, más allá de que el producto es de índole privada, al ser un producto esencial en este momento, tiene otro significado”. Y sobre sus sensaciones y sentimientos en esta cruzada el ingeniero tresmayino fue claro: “yo lo veo como un llamado al deber”, expresó, “va a ser un hito en mi vida profesional”.

Particularmente destacó su formación a lo largo de todo el sistema educativo público en el que le tocó “caer”, según diría el ex presidente Macri:  “yo lo veo como devolverle a la sociedad lo que la sociedad me dio, lo siento como una vocación de servicio y está bueno tener la oportunidad de devolverle algo a la gente”.Santana se expresó sobre la industria nacional y particularmente la fueguina:
“es también una buena oportunidad para destacar las capacidades que hay en la isla, a veces está muy cuestionada porque se dice que somos simples ensambladores y no es así, hay mucho talento y capacidades técnicas y humanas instaladas”

De soslayo, se refirió a su mirada sobre las políticas públicas para el sector industrial: “tenemos que ver la forma en qué se puede fortalecer nuestra industria” y para eso dio el ejemplo que le toca vivir por estos días: “este producto (los respiradores) es desarrollado 100% en Córdoba, y es un orgullo, además poder producirlo en nuestra fábrica, cada pieza, desde las tuercas hasta el último botoncito, es producido en Argentina”.
Para finalizar la conversa con la 89.1 Miguel Santana dijo lo que, seguramente, lavallinos y lavallinas sentimos por él: “para nosotros es un orgullo, va que quedar guardado en los mejores recuerdos”.


  • Comentarios

    Relacionadas