Despertador Online

Titulos


3 noviembre, 2020

Desafíos y problemáticas de los vinos caseros

  •   Por Juan Burba
           

Comercialización, financiamiento, etiquetado y otras cuestiones vinculadas a los problemas del sector. ¿Habrá acompañamiento?

Esta semana se realizó el tradicional Seminario de Vinos Caseros y Artesanales en nuestro departamento, en esta oportunidad en formato virtual, como casi todo por estos tiempos de pandemia. En el acto inaugural estuvieron autoridades y referentes de distintas instituciones y, desde la Casa de la Cultura, transmitieron por las redes sociales, la apertura, para que, cada quien desde su casa, siguiera por plataformas virtuales, los 3 días de charlas con los expertos y expertas.

El Despertador estuvo allí y tuvimos la oportunidad de conversar con algunos actores sobre lo que está atravesando el sector en este momento, y cuál es la perspectiva para los y las pequeños elaboradores en adelante.

Martín Hinojosa, Presidente de Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) comenzó el diálogo mostrando sus coincidencias con el intendente Righi: «pensamos muy parecido con Roberto, creemos que hay que aportar herramientas del estado para que se capaciten los elaboradores de vino casero y artesanal, para que puedan ganar mercados, para que entiendan por dónde van las tendencias, tanto nacionales como internacionales». Afirmó también que desde el INV «nos estamos apoyando en intendentes, entidades, asociaciones» para que «el Instituto sea parte de la solución y no del problema», en referencia a facilitar el camino y atender las demandas del sector.

El cuello de botella: la comercialización

En la conversación Hinojosa apuntó a una de las principales demandas de las familias productoras, la comercialización, pero con la mirada puesta afuera: «este tipo de encuentros (por el Seminario) enriquece e incentiva para que los elaboradores de vino casero y artesanal puedan exportar, porque es tan importante el afuera, como el adentro».

También conversamos con Héctor Villegas, Presidente de la Asociación de Elaboradores de Vino Casero y Artesanal, quien afirmó: «tenemos algo pendiente, sabemos elaborar buenos vinos, las técnicas nuevas las hemos aplicado en forma exitosa pero nos falta comercializar, el desafío es la comercialización».

El Presidente del INV comunicó una de las estrategias para mejorar las ventas: «estamos trabajando en cómo difundir mejor el consumo de vino, tenemos que simplificar el mensaje, tenemos que acercar a los jóvenes al vino, acercar a quien nunca ha consumido vino, dando la posibilidad de que lo tomen como quieran, de la forma que quieran, sin la necesidad de ser un experto para tomar vino, lo único que hay que tener es un buen destapador». Informó también que en los últimos 10 años se han perdido más de 10 litros per capita, de consumo anual, aunque celebró que «esta tendencia se revirtió este año, en el que empezamos a crecer nuevamente».

A este respecto, Claudia Quini, Gerenta de Fiscalización del INV, expresó: «estamos buscando las salidas de comercialización con plataformas virtuales, donde se pueden hacer las ventas online» y destacó que «tenemos la potencialidad del consumo interno que ha crecido mucho, el vino vuelve a la mesa, vuelve a la familia y empiezan a tomarlo los jóvenes».

Alta calidad

Villegas reconoció que con el paso de los años, la organización del sector, y el apoyo estatal, la calidad del producto fue mejorando «desde hace varios años, de a poco hemos tenido algunos créditos, el municipio nos ha ayudado mucho en eso, entonteces hemos mejorado en la maquinaria, lo que nos da mejor calidad de los vinos».

Dijo que «hoy no tanto, peor al principio hubo mucho prejuicio con los vinos caseros, yo estoy desde el 2003, y nuestros vinos no eran tan buenos, pero con el tiempo hemos ido demostrando que podemos hacer un producto de calidad y estamos a la altura de cualquier buen vino». Convencido afirmó que «hemos hecho una buena escuela para hacer vinos de calidad, lo menos manipulados posible, son vinos naturales y con eso no nos pueden venir a competir, es una tendencia ir detrás de las cosas más sanas y artesanales, lo casero siempre va a ser casero, le hemos agregado tecnificación sin perder nuestro ADN de casero».

A este respecto Quini afirmó que «lo que el pequeño productor hace, deja marcas, en su vino se saborea la cultura, cualquier vino mas estándar es efímero»

¡Habilitame!

Consultado sobre otra de las demandas que el sector de los y las elaboradores caseros le hacen al INV, su presidente no dudó: «no se puede exigir a los elaboradores de vino casero y artesanal lo que se le pide a una bodega de gran tamaño o con mucha trayectoria», y reconoció que una exigencia central tiene que ver con las habilitaciones de los lugares de elaboración. «Lavalle es pionera y modelo, y con este modelo estamos incentivando al resto de los municipios para que hagan reglamentaciones similares» afirmó.

Consultamos también a Juan Jaime, Director de Desarrollo Económico de la comuna, que a este respecto aseguró que «las normas tienen que estar a la altura de las circunstancias, para promover la inclusión y que la gente mejore su calidad de vida», y continuó: «tenemos que tener un marco en ese sentido y el INV acompañó siempre para que este producto no fuera una bebida ilegal».

Con respecto a mejoras en la legislación Hinojosa expresó que «tenemos que tener sentido común en las reglamentaciones, siendo coherentes, pero también exigentes» aunque hizo una lógica salvedad: «las exigencias no pueden ser un problema, porque si no, desincentivás la inversión y el desarrollo».

Diferencia de etiqueta

Una vieja pelea de los y las elaboradores es que se pueda etiquetar con la variedad correspondiente, ya que la reglamentación actual no lo permite. Muchos se dan la estrategia de ir contando de que variedad se trata su vino, y otros le buscan una vuelta para que, sin decirlo, la etiqueta reconozca algun varietal en particular, como un color específico o tácticas similares.

Héctor Villegas, presidente de la Asociación de Elaboradores expresó al respecto: «siempre lo hemos considerado una injusticia por parte del INV, muchos consumidores quieren probar un Malbec casero, y como no lo dice la etiqueta no tienen la posibilidad, el reclamo del varietal lo hemos hecho muchas veces» y ejempificó con un clásico local: «en Lavalle tenemos el Bonarda, que es un excelente vino, pero no lo podemos destacar, me parece desleal para competir en el mercado».

Al respecto Jaime manifestó que «es necesario impulsar esto, ya que el consumidor, además de sentir la calidad, quiere saber lo que está tomando, entonces hay que poner el varietal en las etiquetas», y cree que «se va a poder resolver satisfactoriamente» esta demanda.

En este sentido Hinojosa no fue tan optimista: «hay que estudiarlo, hay que escuchar a todos los sectores, porque una decisión debe estar definida desde el sentido común y desde la generalidad, las decisiones que son parciales y que benefician a unos pocos y perjudican a muchos no deben ser tomadas, en ese marco es donde se estudian y ahí se tomara la decisión adecuada».

¿Y la plata?

Con respecto al apoyo financiero para el sector el panorama no es tan claro. Hinojosa se quejó del gobierno provincial: «hoy necesitamos que el Banco de Vinos de la provincia comience a funcionar, es una herramienta valiosa para mejorar el pago del vino a los productores» y le endilgó el asunto a cuestiones políticas: «los tiempos de la política van por un lado y lo de los productores van por el otro, tenemos que ser más ágiles».

En referencia al financiamiento para el sector, y las gestiones desde la Dirección que conduce, Juan Jaime afirmó, con respecto al cambio de gobierno nacional, que «ha sido como un volver a empezar, muchos quedaron afuera (durante la gestión macrista), un ejemplo el Monotributo Social Agropecuario, que era una gran herramienta y la necesidad de que los productores estén contenidos en políticas previsionales y sociales» ya que «son importantes, esas herramientas, para ser sujetos de crédito».

En lo concreto, el funcionario nacional expresó que el financiamiento «siempre han estado en el Fondo para la Transformación y el Crecimiento, pero los últimos años no han estado muy promocionadas, creo que hay que solicitarles al Fondo que active las líneas acordes y para este sector». En lo concreto, con respecto al financiamiento, nada claro para los y las elaboradores de este elixir casero y artesanal.

 

 

 


  • Comentarios

    Relacionadas