Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

16 mayo, 2021

La mayoría de los docentes en Mendoza no ha recibido su vacuna. Tampoco los celadores

  •   Por El Despertador
           

Hasta ahora, solo docentes de nivel inicial, primero, segundo y tercer grado han sido vacunados en Mendoza. Mientras tanto, docentes de áreas especiales, docentes de 4°, 5°, 6° y 7°, sumados a celadores, y todo el nivel secundario, aún espera por una vacuna.

En ese contexto, en Lavalle, la vacunación alcanzó hasta algunos docentes de 4°, 5° y 6°, y ahora comenzó la segunda dosis para aquellos que ya habían sido vacunados.

Jardines maternales de Lavalle

Las docentes de jardines de maternales del municipio de Lavalle, también ya han recibido la vacuna, mientras que avanza la campaña en otros sectores de la administración pública.

Dos meses después

La campaña de vacunación docente comenzó el 5 de marzo pasado, pero solo alcanzó al grupo 1. Esto es, a) Personal de dirección y gestión; b) personal de supervisión e inspección; c) docentes frente a alumnos y alumnas de Nivel Inicial (incluye ciclo maternal), Nivel Primario, primer ciclo (1°, 2° y 3° grado) y de Educación Especial.

Eso significa que todavía falta el Grupo 2: a) Personal de apoyo a la enseñanza; b) todo otro personal sin designación docente pero que trabaja en establecimientos educativos de la educación obligatoria en distintas áreas y servicios (maestranza, administración, servicios técnicos, servicios generales, y equivalentes).

Grupo 3: Docentes frente a alumnos y alumnas de Nivel Primario, segundo ciclo (4° a 6°/7°).

Grupo 4: Docentes frente a alumnos y alumnas de Nivel Secundario, de Educación Permanente para Jóvenes y Adultos en todos sus niveles e instructores de formación profesional.

Grupo 5: Docentes y no docentes de institutos de educación superior y universidades.

Es decir, que mientras unos 15.000 docentes ya han recibido la segunda dosis de Sinopharm, unos 25.000 docentes junto a 9.000 celadores, todavía no reciben ninguna.

De esta manera se entiende sobremanera, el enojo de los trabajadores de la educación, que hasta el día de hoy siguen esperando una vacuna, y reclaman mejores condiciones laborales para ellos y educacionales para sus alumnos.


  • Comentarios

    Relacionadas