Últimas Noticias
Despertador Online

La región hace escuela

Titulos


2 abril, 2020

El acceso a la tecnología muestra las desigualdades educativas y la imaginación docente

  •   Por El Despertador

           

Con la llegada del Coronavirus al país se declaró la emergencia sanitaria a lo largo y ancho del territorio. El estado trabaja hace semanas, desde todos los ámbitos para llevar tranquilad y alivio a los hogares. Por lo que se toman medidas desde las distintas entidades gubernamentales.

 

Por Antonella Mattioli

El día 15 de marzo se tomó la decisión de suspender las clases presenciales en la Argentina. Aunque en un principio el gobernador Rodolfo Suarez se mostró indiferente a tomar esta medida finalmente consideró que sería lo más adecuado para preservar la salud de estudiantes y trabajadores de la educación.

Desde la DGE se ha propuesto trabajar de manera virtual con las familias y estudiantes de toda la provincia, para así evitar que el proceso de aprendizaje se vea interrumpido por la cuarentena obligatoria que rige desde hace unas semanas. El gobierno provincial lanzó una plataforma llamada «Escuela Digital», desde la que alumnos y educadores pueden trabajar sobre distintas temáticas, pero, ¿Qué sucede con aquellas personas que no tienen acceso a internet?

 

Aproximadamente en la provincia, cada 100 hogares solo 60 tienen la posibilidad de conectarse a una red de forma constante, en las zonas rurales el 90% de la población no posee internet fija, en algunos casos tampoco tienen acceso a ningún dispositivo tecnológico, haciendo más difícil que estudiantes de los diferentes niveles puedan cumplir con los deberes propuestos por la dirección general de escuelas.
Entonces, ¿cómo se logra una educación de calidad sin caer en una educación de privilegio? Es primordial en estos tiempos destacar la labor de los trabajadores y trabajadoras de la educación. Son ellos y ellas quienes procuran que el material propuesto llegue a cada uno de sus estudiantes.

La directora de la escuela Cesar Milstein ubicada en El Vergel, Silvia Ledda, nos cuenta como trabajando en conjunto es posible que todos los estudiantes puedan acceder al material o hasta el momento la mayoría. Con esta situación surge un gran desafío, que los chicos no pierdan la posibilidad de seguir aprendiendo.

Silvia nos cuenta que la escuela cuenta con un servicio privado de internet pagado entre todas las personas que trabajan en la institución, para así poder desarrollar diferentes tareas administrativas. Además aclara cuál es la realidad de los estudiantes y sus familias. Una gran parte no tiene acceso a internet de ningún tipo o siquiera poseen dispositivos tecnológicos.
Conforme avanzan los días comienza un seguimiento para identificar a qué estudiante le llegó el material, mientras que surgen otros obstáculos como, por ejemplo, aquellos que si lo recibieron, pero no tienen manera de hacer una devolución de las tareas propuestas. En ciertas ocasiones son docentes y directivos quienes posibilitan que quienes no pueden acceder a un dispositivo reciban los deberes de forma impresa.

Por otro lado la directora destaca la importancia de la unión de toda la población educativa de la escuela, estudiantes, familias, directivos y el personal docente y no docente, en este contexto de emergencia sanitaria para darle prioridad a la salud.
En la mayoría de las escuelas, en las que sí es posible que la población estudiantil pueda mantener una conexión a internet, docentes y familias trabajan desde WhatsApp para garantizar el acceso al material, ya sea en formato PDF o Word. En ocasiones se les solicita a los adultos responsables, en caso de que sea una escuela primaria, que envíen videos o fotos con las tareas realizadas, también se les proponen actividades para desarrollar en familia. Nos comenta Laura Carmona de Jocolí, madre de 3 estudiantes de los diferentes niveles.

Si bien el gobierno de la provincia en conjunto con la DGE ha propuesto material para trabajar desde casa, son los profesores quienes siguen facilitándolo e incluso proponiendo material de lectura, y formas de trabajarlo de manera más didáctica.
Verdaderamente ¿quién ha tomado la responsabilidad de que los y las estudiantes puedan seguir con su rutina escolar?
Este es un llamado a la comunidad para reflexionar y entender que uno de los pilares fundamentales de la sociedad es la educación y sus trabajadores, y que estos merecen salarios y condiciones de trabajo dignas.


  • Comentarios

    Relacionadas