Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Tierra Adentro
Titulos

28 marzo, 2023

Una finca en el secano lavallino que genera trabajo y arraigo

  •   Por Coordinacion de Comunicacion Publica
           

Familias de San José cultivan de forma colectiva frutas y hortalizas para su consumo y comercialización. Con dedicación y compromiso producen alimentos para fortalecer su comunidad. Este proyecto es fruto de una comunidad organizada y un estado municipal presente que busca diariamente acompañar estas iniciativas que generan oportunidades de trabajo, desarrollo y arraigo genuino. Esta gran propuesta tiene una importante mirada sustentable porque teniendo en cuenta la escasez del recurso hídrico en la zona, se incorporaron paneles solares para el funcionamiento de la perforación recuperada. Por el momento la bomba se alimenta de un generador eléctrico provisto por el municipio y en breve se podrá utilizar la energía solar que se produzca.

A principios del 2022 se puso en marcha el acondicionamiento de la tierra para cultivar productos como tomate, lechuga, zapallo, melón, sandía, pimiento, que actualmente se distribuyen entre los [email protected] y se comercializan en zonas aledañas. Tal como expresa Miguel Morales, uno de los integrantes de la Finca, “cuando empezamos, todo esto era un desierto, lleno de alpataco, empezamos a limpiar y fue el Intendente, en una de sus visitas, el que nos dio la solución para sacar agua y empezamos con la plantación y gracias a Dios se nos dio todo. El entusiasmo de las familias nos pone felices”. Para quien conoce el paisaje del secano, es una gran sorpresa ver una hectárea en plena producción frutihortícola, con más de 15 familias trabajando día a día, para obtener productos naturales que benefician indirectamente a las casi 120 que integran la comunidad de San José. La finca además cuenta con el acompañamiento de profesionales, ingenieros agrónomos, referentes del INTA y los especialistas en la generación de energías limpias.

Si se habla de proyección a futuro la idea de la Comunidad es trabajar un total de 15 hectáreas, para ampliar la superficie cultivada y comenzar a trabajar la alfalfa, para los animales de la zona.

También han pensado hacer adobes y poder proveer al resto de las comunidades y seguir aportando al manejo del hábitat sustentable del secano.

Este proyecto, que emociona a quien lo visita, pone de manifiesto que cuando se provee de infraestructura acorde al desarrollo genuino y sostenible en el tiempo, se pueden hacer cosas muy interesantes y ofrecer una salida laboral con proyección al futuro.


  • Comentarios

    Relacionadas